La figura del Wedding Planner

La figura del Wedding planner (Org. de bodas) es una profesión muy extendida en EE UU y Europa.  Aunque lleva ya algunos años en España, sigue siendo una profesión muy desconocida o mal interpretada. Considerara incluso como un “artículo de lujo” Concepto del todo erróneo

Como ya he dicho, ser Wedding planner es una profesión… Una profesión para la que hay que prepararse, estudiar y formarse. ¿Por qué hacerlo? Por que las parejas que nos vais a contratar, vais a confiarnos uno de los días más importantes de vuestra vida. Y eso es algo que no se puede tomar a la ligera.

¿Por qué contratar un Wedding planner?

Una de las mayores ventajas es la de quitarse estrés de encima y permitíos disfrutar de los preparativos, además de vuestro gran día.   Saber que con vosotros y desde el minuto cero, hay una persona que os escuchara, asesorará y guiara a cada paso. Os ayudara a gestionar la contratación de proveedores, trabajará con vosotros sobre un presupuesto ya fijado y se adelantará ante cualquier imprevisto que pueda surgir.   Y llegado el día de la boda, coordinará a cada uno de los proveedores que participan en el evento, para que todo fluya según se ha preparado.

El trabajo de un Wedding planner es convertir la boda de una pareja en  SU BODA.

Cada pareja es un mundo, por eso no puede haber dos bodas iguales.

Es evidente que la gente se seguirá casando con o sin Wedding planner… que hay parejas que aun piensan, “Eso lo podemos hacer nosotros” Pero para los que queréis mimar y cuidar los detalles de un día tan especial…

“Coged las riendas de vuestra boda, es dejaos acompañar por un profesional que os ayudará en uno de los días mas importantes de vuestra vida.”

La empatía que se crea con cada una de las parejas, nos convierten en el tándem perfecto.